HISTORIA DE LA COMPUTACIÓN (PARTE II)


PERSONAJES ILUSTRES Y ANTECEDENTES

DE LA COMPUTACION

La historia de las computadoras comienza hace años atrás con el aparecimiento del ábaco como el predecesor de lo que actualmente conocemos. La historia del ábaco se remonta a la época cuando el hombre se hizo agricultor y se dedicó al comercio. De ahí surgió la necesidad de contar. Ayudado por sus dedos y por pequeñas piedras más tarde idearía el ábaco. La utilización del ábaco ha pasado de cultura a cultura, entre las cuales podemos citar  la etrusca, hindú, egipcia, griega, china y azteca. Pero se le atribuye tanto a los babilonios (aproximadamente 3.500 a.C ) como a los chinos (1.300 a.C).

Su nombre proviene del griego abax o abakon que significa superficie plana, en latín se empleaban los términos abacus. Constituye el primer dispositivo manual de cálculo. En la antigüedad los ábacos adoptaban diversas formas: tablas recubiertas de polvo y cera, tablas metálicas en las cuales dos columnas eran hendiduras por las que se deslizaban cuentas, fichas o bolas. Tablas en forma de tablero de damas o ajedrez y ábacos con varillas verticales por las que se pueden pasar discos agujereados.

Muchos siglos después  un matemático escocés llamado John Napier ideó una importante herramienta de cálculo conocida como varillas o tablas de Naiper. Este dispositivo estaba basado en unas varillas cifradas que contenían números, varias de ellas para cada digito del 0 al 9 en las que aparecían los múltiplos de cada digito en una columna de cuadros divididos por una diagonal. Una tira adicional, llamada  índice, podía colocarse a un lado de las otras para indicar el multiplicador en cada nivel. Las varillas de Naiper se utilizaron para calcular de forma mecánica  las multiplicaciones, las divisiones y las raíces cuadradas. Su invención, basada en el método de la cuadricula para la multiplicación, es ampliamente reconocida, como uno de los primeros antecedentes de las computadoras modernas.

Pocos años más tarde, entre 1620 y 1630, aparece la regla de cálculo rectilínea (es decir con dos reglas rectas) un invento famoso  que se atribuye a William Oughtred. La regla de cálculo permitía realizar operaciones aritméticas mediante escalas basadas en los logaritmos: se emplean líneas superpuestas de números que se desplazan, permitiendo realizar los cálculos.

En el año 1623, un científico alemán llamado Wilhelm Schickard ideó un reloj  calculante, que no era otra cosa que una calculadora mecánica basada en las “tablas de Napier”, capaz de efectuar las cuatro operaciones aritméticas fundamentales con acarreos, manejando números de hasta seis dígitos cada uno; este artefacto se basaba en el movimiento de seis ruedas dentadas que se engranaban a una rueda “mutilada”. El dispositivo contaba con una campana que se activaba cuando se producían errores de desbordamiento (es decir, cuando el resultado era un número de más de seis dígitos).

Por aquel entonces no se pudo crear la máquina, pues no se disponía de la tecnología suficiente, pero IBM a principios del siglo XX siguiendo los planes de Wilhelm construye el reloj calculante.

En el siglo XVII, el matemático y filósofo francés Blaise Pascal  invento la pascalina (1642 para ser exacto), una calculadora mecánica para operaciones de suma y resta que simulaba el funcionamiento del ábaco. Este trabajaba a base de un sistema de 10 ruedas y engranes, marcadas por los dígitos del 0 al 9. La base de las operaciones consistía en contar los dientes de un  engranaje cada vez que se impulsaban y rotaban para hacer los cálculos, al igual que lo hace un cuenta kilómetros de un automóvil, cualquiera conocerá el odómetro (medidor de kilometraje) que es fundamentalmente una sumadora del tipo de la de Pascal. En el siglo XX cuando Niklaus Wirth invento un lenguaje de programación estructurado, lo llamo Pascal en honor al inventor de la primera calculadora automática.

A finales del siglo XVII, el matemático alemán Gottfried Wilhelm Von Leibniz invento una calculadora mecánica más compleja a la que se le llamo la Rueda de Leibniz o “Calculadora Universal”. El aparato era una partida de la pascalina, mientras operaba de forma totalmente automática usaba un cilindro de dientes en lugar de la serie de engranaje, llegando a superar con creces la antigua calculadora Wilhelm Schickard. Aunque el aparato podía realizar operaciones de multiplicación y división, así como de suma y resta, padeció de problemas de fiabilidad que disminuyeron su utilidad. Otra aportación de Leibniz a la ciencia de la computación fueron sus ideas sobre lógica simbólica, expuestas en sus estudios sobre la posibilidad de utilizar máquinas para la validación de hipótesis y sus investigaciones pioneras sobre aritmética binaria. Los principios técnicos y teóricos que Leibniz desarrollo fueron trascendentales que hasta la segunda guerra mundial se construyeron máquinas basadas en ellos.  En conclusión La construcción de la máquina de Gottfried Wilhelm Von Leibniz significo dos contribuciones importantes: por un lado, un paso muy importante en el conocimiento de la mecánica de precisión y, sobre todo, la idea que se le ocurrió en 1679 de utilizar una notación binaria de los números.

A pesar de todo, la incapacidad de la tecnología del momento para producir una máquina a coste razonable hizo que el invento, fundamentalmente en la historia del cálculo automático, no fuera realmente utilizado. A pesar de ello, queda constancia de su operatividad en el modelo para exhibición que fabrico la Royal Society en Londres en 1974.

Ahora bien queremos compartir contigo esta frase de Leibniz, pon atención a ella, medítala y compárala con la tecnología de hoy en día.  “es una pérdida de tiempo que personas cualificadas pierdan horas como esclavos en la labor de calcular, lo que podría ser delegado en cualquier otro, si se pudieran utilizar máquinas”. De seguro estarás de acuerdo con nosotros, Gottfried Wilhelm Von Leibniz a pesar de su época su pensamiento no estaba distante de un futuro dominado por máquinas, en las que ellas llevan a cabo la mayor parte de las actividades, en nuestro presente, nuestra sociedad moderna esta cada vez más íntimamente relacionada con los ordenadores, pues como ya hemos mencionado anteriormente todo a nuestro alrededor está manipulado por máquinas.

Además de estos matemáticos y científicos existieron otros como Patridge, Samuel Morland, Charles-Xavier Thomas, etc., que pusieron todo su empeño en inventar aparatos mecánicos que realizaran las distintas operaciones matemáticas, como sumar, restar, multiplicar y dividir.

El gran invento del siglo XX, lo aporto el francés Joseph Marie Jacquard en 1805, cuando después de cientos de intentos fallidos, consigue fabricar un telar automático controlado por tarjetas perforadas en el que se encontraban almacenados patrones de tejidos (como un programa almacenado) que actúan sobre las agujas tejedoras permitiendo seleccionar hilos y colores, haciendo que estas dibujasen figuras sobre el tejido, sin importar lo complejo que fuera el diseño, el telar lo hacía una y otra vez, incansablemente. Estas plantillas o moldes metálicos perforados permitían programar las puntadas del tejido, logrando obtener una diversidad de tramas y figuras. Esta máquina puede ser considerada como el primer dispositivo programable del mundo, y su perfección llego hasta tal punto que se pudo realizar con ella un retrato en tela del propio Jacquard. Fue pues un ordenador especializado en grafismo, la idea de Jacquard, que revolucionó el hilar de seda, estaba por formar la base de muchos aparatos de la informática e idiomas de la programación, incluyendo la máquina analítica de Babbage y la primera programadora informática.

El movimiento  de las agujas, el hilo y la tela se dirigía por medio de perforaciones sobre una tarjeta, para generar los patrones elaborados que aún se conocen como tejidos de Jacquard. El telar tuvo aceptación inmediata entre los propietarios de fábricas de telas porque podían contratar trabajadores menos capacitados por menos dinero. No obstante los tejedores se amotinaron y tildaron de traidor a Jacquard.

En 1791 nacía en Inglaterra Charles Babbage, era hijo de un banquero londinense, de niño, le encantaba desarmar los juguetes para ver cómo funcionaban. A pesar de que su padre lo desheredó cuando se casó sin su permiso, contaba con los suficientes ingresos como para dedicarse a lo que verdaderamente deseaba: las invenciones. Sin embargo, su mayor pasión era la de diseñar y construir complejas “máquinas pensantes” capaces de hacer cálculos rápidos y exactos por sí solas; nadie lo imagino que con el tiempo llegaría a ser una gran figura de la ciencia de la computación, llamado por sus logros el Padre de la Informática.

Entre sus meritos podemos destacar la construcción de dos máquinas: la Máquina Diferencial y la Máquina Analítica, que en cierta manera pueden ser consideradas las primeras computadoras de la historia (curiosamente su fuente de energía era una máquina de vapor). De ambas máquinas, la máquina analítica estaba conceptualmente muy cerca de los modernos ordenadores de propósito general; tenía cuatro componentes: un molino (que vendría a ser la ALU, Unidad Aritmética-Lógica), un “almacén”, que correspondería a la actual memoria (podía contener en ese entonces, mil números de cincuenta cifras), un operador (la unidad de control) y una salida (entrada/salida). Si lo vemos de esta forma sería una muela que vendría a ser el Procesador.

Babbage diseño la programación de su sistema mediante una serie de cartones perforados, idea que tomo del telar de Jacquard. Las tarjetas de Babbage, sin embargo, contenían instrucciones y datos que utilizaba la Máquina Analítica, la cual por otra parte nunca llegó a construirse debido a la imprecisa tecnología del momento, pero su diseño sentó las bases de la computadora actual.

La historia de las mujeres creativas en cualquier faceta del conocimiento, del arte,. . . de la inteligencia y la sensibilidad en sus vertiginosos horizontes, es una historia de ocultamientos, de menoscabos, de silencios y prejuicios aun. . . en nuestros tiempos.

Entre sus seguidores estaban Charles Darwin  y  Ada Augusta Byron pionera de la programación, era la encargada de preparar las tarjetas que se utilizaban con la Máquina Analítica, por lo que es considerada la primera programadora del mundo. En honor de Lady Ada Lovelace, el Departamento de Defensa de los EEUU denominaron “ADA” a un lenguaje de programación de computadoras de alto nivel.

El barón húngaro Wolfgang Von Kempelen inventó hace más de dos siglos el primer ordenador de ajedrez el cual expuso en Viena en el año de 1769, el cual recibió el nombre de Turco, este al parecer, era un jugador mecánico. Este robot encantó a todo el mundo, ya que derrotaba a los mejores jugadores de su tiempo. Por desgracia, este milagro sólo era una mistificación para su época; el secreto se hallaba en la caja que sostenía el tablero. Un hombre permanecía en el interior y dirigía un sofisticado mecanismo. No era visible ni si quiera cuando se abría la caja, ya que un sistema de espejos daba la ilusión de la realidad. Estaba situado en un rincón oculto por tabiques.

El robot de Kempelen fue muy conocido en los siglos XVIII y XIX: “el ajedrista Turco” hizo una gira por las cortes de Europa, fue a Rusia, Polonia, Alemania, Francia e Inglaterra. Tenía en todas partes un éxito resonante, tras la muerte de Kempelen, el robot continúo sus viajes por las capitales de todo el mundo. Se cuenta que jugó en 1809 contra Napoleón ante su estado mayor..

 

 ¿Quién se escondía en el turco realmente? Durante setenta años, célebres jugadores austríacos ocuparon por turnos el cerebro del robot. Frente a Napoleón por ejemplo, fue Allgaier, uno de los mejores jugadores vieneses. “El turco” paso de unas manos a otras varias veces más y en 1836 se depositó en el museo de filadelfia, en Estados Unidos, donde se quemo veinte años después. Así acabo tristemente la carrera del Robot de Kempelen.

En 1815 nacía en Londres el que sería uno de los padres de la moderna informática y creador de una nueva rama de las matemáticas y de la lógica: George Boole auténtico ejemplo de inteligencia privilegiada y aprendizaje autodidacta (este hombre aprendió latín, griego, francés, italiano y alemán por su cuenta.) En 1854 el matemático inglés George Boole desarrolló la teoría del álgebra de Boole, que sentó las bases para el desarrollo matemático del álgebra binaria y, con ella, la representación de circuitos de conmutación; surge así el álgebra de la lógica o álgebra de Boole, que en el siglo XX sería aplicado en la construcción de ordenadores y circuitos; Boole no llegó a ser consciente de la transcendencia que tendrían sus trabajos, ya que estos llegarían a ser la base de la actual lógica formal y fundamental en el desarrollo de los modernos ordenadores digitales.

En 1870  William Stanley Jevons  expuso su “Piano Lógico” en una reunión de la Royal Society de Londres. Era la primera máquina lógica en usar el álgebra de Boole, dicha máquina, llamada el Piano lógico, usó un alfabeto de cuatro términos lógicos para resolver silogismos complicados.

 

William Stanley Jevons se oponía a Boole y la preferencia demostrada por éste por la interpretación de “O” le llevo a imaginar su método de la ilación indirecta, por el que se consideró capaz de llegar a los mismos resultados logrados por Boole, Jevons, sin embargo, reconocía la superioridad de la lógica de Boole sobre la de Aristóteles.

En 1872, Frank Baldwin construye en los Estados Unidos un dispositivo denominado Rueda Odhner. Esta máquina fue la antecesora de las calculadoras mecánicas que se activaban mediante una manecilla giratoria lateral, y que se hicieron famosas a partir de 1910 por su comercialización a gran escala. Este dispositivo también derivó en las populares cajas registradoras de manivela.

También cabe mencionar que en 1893, Leonardo Torres Quevedo tomó con gran interés los estudios y diseños de Babbage, proponiendo una máquina electromecánica basada en las propuestas de éste. Este científico llego a construir incluso cierto tipo de autómata, en concreto una especie de robot capaz de jugar al ajedrez, por lo que se encuentra reconocido también como el “Precursor de la Cibernética”.

Pero no fue hasta 1880, que en la Oficina del Censo de los Estados Unidos se contrató los servicios del joven Neoyorquino de origen alemán, Herman Hollerith, con el propósito de aligerar el proceso de censar de la población de ese año, que tardaba 10 años en realizarlo de forma manual, bajo estos inconvenientes el ingeniero mecánico Herman Hollerith pensó que tenía que existir una forma más rápida para realizar el censo que contar las respuestas a mano.

He aquí el detalle….

Se dio cuenta de que todas las preguntas tenían como respuestas un <<si>> o un <<no>> e inventa una nueva técnica basada en perforaciones y una máquina que pudiese leerla. Esta máquina tabuladora se encargaba de efectuar los totales, sólo debía de leer dos tipos de datos: si o no atendiendo al criterio de si por ejemplo tenía un agujero o no la tarjeta perforada.

¿Cómo funcionaba la máquina?

 

Hollerith desarrolló un sistema de codificación para representar el nombre, la edad, el sexo, la dirección y otros datos esenciales de cada persona, por medio de agujeros hechos en una tarjeta de cartón, de manera muy similar a la ideada años atrás por Charles Babbage, y su conteo se haría después por medio de un equipo electromecánico. Particularmente, Hollerith aplica un efecto muy simple: la conductividad eléctrica.

 Aprovechando esta nueva  tecnología el gobierno de los Estados Unidos obtiene los resultados del nuevo censo en tan sólo dos años y medio, a pesar de que el crecimiento de la población había sido de alrededor de un 26 % ( de 50 millones en 1880, a sesenta y tres millones en 1890).

Su gran éxito logrado provoco que sus máquinas fueran empleadas pocos años después en los censos de Austria y Noruega. Igualmente se utilizo en 1896 para efectuar el primer censo de la historia realizado en Rusia, en el que se perforaron más de cien millones de tarjetas. Entre 1890 y 1925 una veintena de países como Inglaterra, Egipto, Portugal y Australia aplicaron las máquinas tabuladoras de  Herman Hollerith para realizar sus propios censos de población.

¡El gran Herman Hollerith un hito en la historia de la computación!!!

 No satisfecho con sus logros, a pesar de su gran éxito, se anima a fundar en 1896 su propia compañía, la Tabulating Machine Company. …aquí viene lo bueno…

Más adelante en 1911 se fusionó con otras dos empresas, formando la Computing Tabulating Recording Company (CTR), ésta a su vez pasa a manos de Thomas Watson en 1914 y diez años más tarde, en 1924, tomaría  el nombre de La International Business Machines Inc. …La famosa(IBM). Esta compañía fue la primera en aplicar un dispositivo eficaz con fines científicos cuando en 1928 se utilizo en Tabulador para calcular las posiciones de la Luna en el cielo. Las tarjetas perforadas son conocidas por muchos de nosotros, ya que en la década de los 60 y 70 fueron utilizadas por el Gobierno de Costa Rica y otras empresas nacionales para pagar los giros de salarios.

La aparición de la tecnología eléctrica permite la incorporación de relés, interruptores binarios con 2 posiciones: encendido-apagado. Se recupera el sistema de numeración binario, ya usado por Leibniz. Importante es la aportación de Boole que reduce la lógica (operaciones matemáticas) a  combinaciones de Verdadero-Falso.

 

Entre 1930 y 1950, algunos científicos, que podrían considerarse los pioneros de la industria de la computación electrónica, inventaron varias computadoras.

En 1936  Alan Mathison Turing de origen inglés fue un matemático, pensador y lógico, estudiante de posgrado de la Universidad de Princeton publica en ese año un artículo en el que estableció las bases teóricas para todas las Ciencias de la Computación; además describió lo que se denominó “Máquinas Turing”, que supone un dispositivo teórico que podía leer instrucciones de una cinta de papel perforada y ejecutar todas las operaciones críticas de un ordenador. También es considerado el pionero de la Inteligencia Artificial basados en sus estudios, publicaciones y en su “Test de Inteligencia”, que si una máquina puede llegar a tener la capacidad de pensar, es decir, imitar la inteligencia humana, este matemático efectuó un sin fin de aportaciones considerables que más adelante permitirían construir enormes computadores.

Las primeras computadoras de este periodo no almacenaban el programa en memoria; todas se programaban externamente. Durante estos años destacaron cinco computadoras:

En 1939  es inventado el primer ordenador digital eléctrico para propósito especial que codificaba información de manera eléctrica fue desarrollada por el profesor de física John Vincent Atanasoff de origen norteamericano y su

asistente Clifford Berry un alumno de ingeniería eléctrica, se le llamo ABC   (Atanasoff Berry Computer) en 1942 la ABC ya funcionaba en todo su esplendor al igual que la Z3, almacenaba la información en forma binaria. La ABC funcionaba con válvulas en lugar de relés,  pero era menos versátil que la máquina alemana, ya que para reprogramarla era necesario modificar sus circuitos. Corría a una velocidad de reloj de 60 Hz (la frecuencia utilizada por la red eléctrica en EEUU) y podía guardar hasta 60 palabras de 50 bits cada una. La memoria de la ABC estaba compuesta por dos cilindros que giraban sobre un mismo eje una vez por segundo. En cada cilindro había 32 “bandas” de 50 capacitores (30 activas y 2 de Backup) que permitían a la ABC realizar 30 sumas o restas por segundo. Su invento fue con el objeto de encontrar una herramienta que ayudara a sus estudiantes de posgrado a resolver las largas y complejas ecuaciones diferenciales; su universidad (Iowa State University) nunca se preocupó por patentar la innovadora máquina de Atanasoff y éste jamás pudo convertirlo en un producto totalmente operativo.

En ese mismo año, un joven ingeniero civil alemán llamado Konrad Zuse, construye de forma autodidacta, una calculadora electromecánica para que lo ayude en los cálculos de fatiga de materiales de aviación en la empresa Hencshel donde trabajaba, era la Z1 completamente electromecánica, basada en aritmética binaria y capaz de leer tarjetas perforadas, la construyo en el comedor de su casa. En 1941 presenta la versión Z3 que considerada la primera calculadora digital programable completa de propósito general (era capaz de realizar una suma en menos de un segundo y multiplicar o dividir en tres segundos): una máquina que construyó con 2000 relevadores eléctricos y trabajaba a una velocidad de reloj máxima de 10 Hz para automatizar el proceso de realizar cálculos de ingeniería. Podía realizar operaciones de coma flotante manejando palabras de 22 bits, y leía los programas del mismo film de 35 mm que se utilizaban para la cinematografía.  “Me daba pereza hacer los cálculos, por eso inventé el computador”, recuerda Zuse.

Lamentablemente, la Z3 original fue destruida por un bombardero aliado a Berlín en 1944, durante la segunda Guerra Mundial. Konrad Zuse había intentado, algún tiempo antes, conseguir financiación del estado alemán para construir una sucesora de la Z3 completamente electrónica, pero su pedido fue negado por ser considerado “poco importante estratégicamente”.

 

El éxito de Zuse suele ser atribuido a su uso del sistema binario. Este sistema fue inventado unos 300 años antes por Gottfried Leibniz, y posteriormente usado por George Boole para desarrollar su álgebra booleana. En 1937, Claude Shannon introdujo la idea de implementar el álgebra booleana mediante relés electrónicos en un documento sobre diseño de circuitos digitales. Sin embargo, fue Konrad Zuse el que unió todas las piezas del rompecabezas e hizo que funcionara.

 Tras varias versiones mejoradas, en 1945 desarrolla un lenguaje de programación llamado “Plankalkul”, base del futuro lenguaje ALGOL en 1963 ya tenía la versión Z23.

La segunda Guerra Mundial juega un papel importante en la vida de Alan Turing, pues ofreció un insospechado marco de aplicación práctica de sus teorías, al surgir la necesidad de descifrar los mensajes codificados de la máquina que utilizaban los nazis para cifrar sus mensajes secretos, conocida como Enigma. No fue entonces que en el año 1943 que el inglés Bletchley Park estudio la máquina teórica de Alan Mathison Turing,  como consecuencia, construyó el Colossus, una máquina de grandes dimensiones capaz de efectuar cálculos combinatorios mucho más rápido que cualquier ser humano; con el objeto de descifrar los códigos secretos del ejército alemán. Colossus se encontraba en una vieja casa solariega ubicada a la mitad del camino entre Cambridge y Oxford y permitía descifrar automáticamente en pocos segundos los mensajes secretos de los nazis cifrados por la máquina Enigma; este ordenador tenía más de 2,000 bulbos y era capaz de tratar 5,000 caracteres por segundo, algo que vino a ser decisivo en la ruptura final del secreto de Enigma y que resulto determinante en la victoria de los aliados durante la guerra a favor de los británicos.

Si la bomba atómica fue el secreto mejor guardado por los norteamericanos durante la Segunda Guerra Mundial, su equivalente en Inglaterra fue el Colossus, la primera computadora electrónica del mundo, que se diseñó explícitamente para poder descifrar los mensajes secretos de los nazis. Esto marcó el inicio de la escuela inglesa de cómputo electrónico, que le dio al mundo la primera computadora con programa almacenado de la historia, la primera unidad de control micro-programada y muchas otras valiosas contribuciones a la computación moderna.

 

Otra persona que estuvo fuertemente involucrada en el diseño de computadoras digitales electromecánicas fue el profesor Howard T. Aiken dela Universidad de Harvard. Queen 1937ya había identificado cuatro características que debía poseer una computadora de uso científico y que no poseían las máquinas de gestión de aquella época (años más tarde le servirían para construir su propio ordenador)

 

  1. La posibilidad de manipular tanto números positivos como negativos.
  2. La capacidad de utilizar determinadas funciones matemáticas.
  3. La capacidad de operar de formas totalmente automática.
  4. La capacidad de realizar cálculos extensos en su secuencia natural.

En 1944 Aiken y sus colaboradores junto con un grupo de ingenieros de la cada vez más poderosa IBM diseñaron y construyeron la MARK-I la Primera Computadora  Electromecánica que utilizaba principios magnéticos y las características citadas anteriormente. Constaba de 3,300 relevadores y su diseño estuvo influido por la Máquina Analítica de Babbage, aunque era muy lenta (el analizador diferencial era cinco o seis veces más rápido en el cálculo de una trayectoria). El capital aportado corrió a cargo de IBM y fondos de la marina estadounidense. Utilizaba ceros y unos para representar números, resolvía problemas aritméticos y matemáticos a los ingenieros y físicos matemáticos, se utilizo principalmente para resolver problemas de balística y de diseño naval. Se uso en la universidad de Harvard durante 10 años y hoy en día se mantiene en exhibición en esa casa de estudios.

Como dato curioso Howard Aiken aceptó públicamente los logros obtenidos por parte de Konrad Zuse a través de una carta personal donde reconocía que la Z3 poseía más cualidades que lo hacían por lo tanto superior a la MARK-1.

De igual manera, curiosamente en 1945, Grace Hopper removió de la MARK-II, lo que sería el primer “bug” de la historia (una polilla) que provocaba que la computadora fallara…esto vendría a ser un hito en el mundo actual de los ordenadores.

En la escuela de Moore de la Universidad de Pensilvania surge la primera computadora de propósito general totalmente electrónica, fabricada por John W. Mauchly y John  Presper Eckert a la que llamaron ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Calculator: calculadora e integrador numérico electrónico). Comenzó en 1945 y se termino en 1946. Utilizaba 17,468 tubos de vacío y miles de cables, consumía 140 kilowatts, pesaba aproximadamente 30 toneladas,  medía 2.4 m de altura, 90 cm de ancho y casi 30 m de longitud, y se encontraba en un cuarto de 9 por 15 metros. ENIAC era en promedio 500 veces más rápida que la Harvard MARK I, ya que no realizaba movimientos mecánicos; en su demostración pública el 15 de Febrero de 1946, calculo en 20 segundos la trayectoria de un proyectil, operación que tardaba 30 minutos en el Analizador Diferencial. Posteriormente, la ENIAC  se utilizo para validar y mejorar el modelo matemático de la explosión de la Bomba H. Como en el analizador diferencial, para programar la ENIAC era necesario cambiar la configuración de la máquina, es decir, los usuarios debían conectar físicamente los circuitos de la máquina para que ésta ejecutara una nueva secuencia de operaciones.

Conscientes de las limitaciones de programación de la ENIAC, sus diseñadores concibieron la idea de almacenar el programa y los datos dentro de la memoria de la misma computadora.

En agosto de 1944, Mauchly y Eckert propusieron la construcción de una nueva máquina denominada EDVAC (Electronic Discrete Variable Automatic Computer)

Basada en esta idea, en ese mismo año el doctor John Von Neumann, ingeniero y matemático húngaro nacionalizado estadounidense, documentó y elaboró las ideas de los creadores de ENIAC sobre el programa almacenado “First Draft (of a Reporto on the EDVAC)” publicado el 30 de junio de 1945 donde también se proponía el uso de una unidad de control (que organizara el funcionamiento interno de la máquina) y del sistema numérico binario, es decir, propuso que el programa y los datos deberían almacenarse en la memoria. De esa manera, cada vez que usted utilizara una computadora para realizar una tarea nueva, sólo necesitaría cambiar el programa en lugar de volver a conectar los cables de la máquina o encender y apagar cientos de interruptores.

 

La primera computadora basada en la idea Von Neumann se construyó en 1950 en la Universidad de Pensilvania y se llamo EDVAC. Al mismo tiempo, Maurice Wilkes construyó una computadora similar llamada EDSAC en la Universidad de Cambridge Inglaterra.

…continuará PARTE III (Las Generaciones de las Computadoras)

Anuncios

8 pensamientos en “HISTORIA DE LA COMPUTACIÓN (PARTE II)

    • Espero sea de utilidad esta información la fuente han sido tomada de varios libros, pronto escribiré la segunda parte donde aparecen las generaciones de la computadoras, pues hay varios materiales rondando por la web, pero tengan la confianza, no hay nada mejor que los libros, pues son las experiencias narradas de las personas que vivieron los acontecimientos

      Me gusta

  1. Pingback: Descargar y Activar TuneUp Utilities 2013 Ver.13.0.2020.60_es-ES « Espacio de José Arturo Hernández Díaz

  2. Hola un gusto el poder saludarles, espero les sea de utilidad esta recopilación que es de mi autoría, esta muy completa me llevo mucho tiempo y esfuerzo para armar el rompecabezas, la información en su mayoría es tomada de varios libros, algunos en ingles que tuve que traducir para alcanzar una explicación más amplia y algunos otros puntos de mi experiencia profesional.

    Dejen sus comentarios y sugerencias y den su voto de confianza y un clic en me gusta del FACEBOOK.

    gracias

    Me gusta

comente sus dudas ó sugerencias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s